FCC ha cerrado la financiación para acometer el contrato de construcción y posterior explotación durante veinte años de una planta depuradora de aguas residuales en la capital de Egipto, proyecto que supone una cartera de negocio de 360 millones de euros, informó hoy el grupo. En el 'pull' de bancos financiadores participan Nacional Société Générale Bank (NSGB), el Commercial International Bank (CIB), Arab African International Bank y Ahli United Bank Egypt. El asesor legal del proyecto es la firma Baker and McKenzie.