La bolsa norteamericana abrió la sesión en negativo lastrada por las malas cuentas de la hipotecaria Fannie Mae - registró en el primer trimestre pérdidas netas de 2.190 millones de dólares – . Una jornada en la que los inversores tienen en mente las últimas palabras de Bernanke, apuntando a la necesidad de adoptar medidas adicionales y de mayor calado para hacer frente al creciente número de desahucios en el país y, que supone una amenaza para la estabilidad financiera y de la economía en general –las ejecuciones hipotecarias aumentaron un 53% en 2007, dato que, probablemente será mayor en 2008-. El petróleo, mientras tanto, en niveles récord en una sesión carente de referencias macroeconómicas. Los futuros del barril West Texas han llegado a alcanzar hoy los 120,54 dólares. Goldman Sachs ve probable que alcance los 150 ó 200 dólares/barril en los próximos 6 ó 24 meses. En los primeros movimientos, de la jornada bursátil los índices se tiñen de rojo, el Dow Jones cede un 0,45% hasta los 12.911 puntos, el tecnológico Nasdaq recorta un 0,35% hasta los 2.455 puntos y el S&P 500 se deja un 0,32% hasta los 1.402 puntos.
La bolsa norteamericana abrió la sesión con recortes en una jornada marcada, además de por los resultados empresariales, por el precio del crudo que no para de avanzar posiciones. El temor a que los suministros son insuficientes frente a la evolución de la demanda ha llevado a los futuros del barril de West Texas a marcar hoy nuevos máximos históricos, por encima de los 120 dólares el barril. Los analistas de Godman Sachs estiman que una subida de los precios del petróleo hasta los 150 ó 200 dólares por barril es cada vez más probable en los próximos 6 ó 24 meses. Hay que fijarse en la mayor compañía petrolera de EEUU Exxom Mobil que retrocede un 0,22%. Por el lado de los resultados, hay que mirar al mayor proveedor de financiamiento hipotecario en Estados Unidos Fannie Mae que ha anunciado, en esta jornada, su tercera pérdida trimestral consecutiva en el primer trimestre del 2008, afectada nuevamente por la crisis hipotecaria. La compañía retrocede en bolsa un abultado 7,56%, tras anunciar unas pérdidas netas de 2.190 millones de dólares o 2,57 centavos por acción. Y ello, después de anotar un saldo negativo récord de 3.600 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado. Por su parte, la mayor constructora de viviendas estadounidense DR Horton se deja un 4,51%, después de anunciar unas pérdidas mucho mayor de lo previsto. R. Horton registró una pérdida neta de 1.310 millones de dólares, durante el segundo trimestre de su año fiscal, comparada con un beneficio neto de 51,7 millones del mismo período del año anterior. Tienen que publicar además sus cuentas al cierre del mercado Cisco Systems (-0,68%) y, Walt Disney (+0,03%). Gráfico Dow