Fannie Mae, el mayor proveedor de financiamiento hipotecario en Estados Unidos, anunció el martes su tercera pérdida trimestral consecutiva en el primer trimestre del 2008, afectada nuevamente por la crisis inmobiliaria. Fannie Mae informó una pérdida neta, después del pago de dividendos preferentes, de 2.510 millones de dólares, o 2,57 dólares por acción, en el primer trimestre, después de anotar un saldo negativo récord de 3.600 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado.