La Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) ha decidido revisar a la baja su estimación de ventas de coches para el conjunto de 2008, situando la caída prevista en el 18%, lo que equivale a un volumen de 1,32 millones de unidades. La patronal de los concesionarios estima que el descenso de casi el 31% registrado por las ventas de turismos y todoterrenos en junio y el retroceso "similar" que se espera para julio marcan la tendencia de lo que será, previsiblemente, el comportamiento del mercado durante el resto del año.