Las ventas de coches en el mercado español se situaron en 31.093 unidades durante los quince primeros días de abril, lo que supone un aumento del 24% si se compara con los datos de los mismos días de 2009, según datos de MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), que señaló que estos datos muestran síntomas de debilitamiento de las entregas.

La organización indicó que estas cifras ponen de manifiesto que las entregas de automóviles "empiezan" a dar signos de ralentización de las ventas después de que durante el pasado mes de marzo se registrara un incremento del 63% respecto del mismo mes del año anterior y afirmó que esta situación muestra "un claro cambio de tendencia".