A medida que la economía estadounidense intenta con dificultades transitar desde la crisis hacia una rehabilitación, es poco probable que los funcionarios de la Reserva Federal anuncien medidas drásticas durante su reunión de esta semana. Tras la reunión de dos días, que concluye el miércoles, el Comité de Mercados Abiertos de la Fed podría alterar ligeramente sus planes para comprar miles de millones de dólares en títulos del Tesoro de Estados Unidos, una ambiciosa iniciativa que busca ayudar a mantener bajo control las tasas de interés de largo plazo.  El comité podría, además, otorgar una descripción ligeramente más positiva de la economía.  Sin embargo, la mayoría de los economistas y los expertos espera que el banco central mantenga las tasas de interés en los niveles donde se han ubicado desde diciembre pasado: en una banda de entre cero y el 0,25%, un mínimo histórico.