Dos ex altos ejecutivos de Citigroup se disculparon el jueves por el papel jugando por el banco durante la crisis financiera, al mismo tiempo que se eximieron personalmente de haber jugado algún rol en los problemas que llevaron a que el banco fuera rescatado por los contribuyentes.