Miembros del consejo de administración de Caja Castilla La Mancha (CCM) que fueron cesados tras la intervención de la entidad el pasado 29 de marzo acudirán a la asamblea general de mañana, día 26, en Cuenca para exponer ante el resto de consejeros generales su "verdad" sobre los acontecimientos, pedir que se reconozca su labor, y solicitar que se tenga en cuenta que ninguno de ellos actuó de "mala fe".  Algunos de los 15 consejeros destituidos adelantaron a Europa Press que su intención es acudir a la asamblea, de la que todos ellos siguen formando parte, para aprovechar su capacidad de intervenir en el turno de ruegos y preguntas, tras el orden del día.  Así, manifestaron que su intención es intervenir para comentar todo lo sucedido en estos meses, "porque tenemos derecho a contar nuestra verdad", si bien apuntan que se realizará en un "tono normal" y sin intención de que haya polémica, y que varios de ellos están estudiando si lo hacen a título personal o de manera colegiada.