La tasa de desempleo en los 16 países que comparten el euro se mantuvo en enero en el 9,9% por tercer mes consecutivo, frente a las expectativas que apuntaban a un repunte hasta un máximo de varios años, según los datos publicados el lunes por la oficina de estadísticas de la Unión Europea.
Los economistas esperaban que la tasa se situara en el 10,1%, según un sondeo de Dow Jones Newswires realizado la semana pasada. La tasa de diciembre fue revisada a la baja desde un máximo de 11 años del 10% anunciado en enero.

La estabilización de la tasa podría avivar las expectativas de que el mercado laboral está empezando a beneficiarse de una recuperación incipiente, aunque los datos muestran que aún hay pérdida de empleo. Además, aún existe la preocupación sobre qué sucederá con el empleo cuando los gobiernos retiren sus paquetes de estímulo.

Eurostat dijo que 38.000 personas se quedaron sin empleo en la eurozona en enero, hasta un total de 15,7 millones de desempleados, por encima de la suma de la población de Austria e Irlanda juntas. Unos 2,2 millones de personas perdieron su empleo en la eurozona en los últimos 12 meses hasta enero.

La pérdida de empleo ha sido especialmente acusada en el caso de los menores de 25 años. Eurostat dijo que el empleo de este segmento de edad alcanzó el 20,2% en enero en la eurozona, frente al 17,8% del año pasado.

La tasa de paro en la Unión Europea se mantuvo en el 9,5%, dijo Eurostat. En el conjunto de la UE, Letonia registró la mayor tasa, del 22,9%, seguida de España, con el 18,8%. En el lado contrario, los Países Bajos, con el 4,2%, y Austria, con el 5,3%.