Siguen sucediéndose las declaraciones de los líderes europeos sobre el referendum propuesto por Papandreu acerca del segundo plan de ayudas a Grecia. ¿El último? El presidente del Eurogrupo y primer ministro luxemburgués, Jean Claude - Juncker que califica de "desleal"  el comportamiento del líder griego.

El presidente del Eurogrupo y primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker ha calificado de
"desleal" el comportamiento del jefe del Gobierno griego, Yorgos Papandréu, hacia sus socios europeos por convocar un referendo sin previo aviso.

"Le hemos comunicado, sin hacer realmente un reproche, que su  comportamiento es desleal", dijo hoy Juncker en declaraciones al  informativo matutino de la televisión pública alemana ZDF sobre la reunión de anoche en Cannes (Francia). Juncker subrayó que "el Eurogrupo hubiese deseado ser informado en la pasada cumbre de la Unión Europea sobre la iniciativa del referendo", que ha conducido -dijo- a apreciables irritaciones en los mercados financieros y los gobiernos europeos.

El jefe del Eurogrupo comentó que durante la reunión de anoche se dejó claro ante Papandréu que la cuestión primordial ahora es si Grecia se mantiene en la zona del euro y destacó que el primer ministro griego "lo ha aceptado". Añadió que da igual cómo se formule la pregunta del referendo en Grecia, pero que los ciudadanos griegos deberán responder con "un sí o un no a la zona del euro". "Desearíamos que Grecia siga siendo miembro, pero no a cualquier precio", comentó Juncker, quien recordó que Atenas debe cumplir los compromisos adquiridos.

Asimismo subrayó que la cuestión de la permanencia en la zona del euro es decisiva para que se produzca "un segundo y amplio programa para Grecia". "No podemos continuar montados en una montaña rusa con la cuestión de Grecia, tenemos que tener las cosas claras", afirmó el jefe del Eurogrupo, quien reconoció que la salida de Grecia de la zona del euro "no es la opción preferida", aunque "estamos absolutamente preparados para ello".