El Euro Stoxx 50 abre en rojo, como se esperaba, y cae un 0,5% a 2.763,4 puntos. Sigue pesando sobre el apetito de los inversores el temor sobre Grecia y otras economías frágiles, señala un operador. Añade que continúan aumentando los temores a un endurecimiento de la política monetaria de China tras el dato de PMI. Entre los grandes del índice.