Europa abre con subidas y trata de alejarse de los fantasmas de Wall Street

El FTSE 100 de Londres abre con subidas del 1,10%, el IBEX 35 un 1,03%, el Dax un 0,66%, el FTSE Mib un 0,58%, el EURO STOXX 50 un 0,56% y el CAC 40 francés un 0,46%.

Wall Street cerró este jueves en rojo y su principal indicador, el DOW JONES Ind Average, bajó un 0,75 % al persistir el temor a una recesión inducida por las subidas de los tipos de interés de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed).

Al cierre de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el DOW JONES Ind Average restó 236,94 puntos y se situó en 31.253,13 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió un 0,58 % o 22,89 puntos, hasta 3.900,79.

El índice compuesto del mercado NASDAQ 100 descendió un 0,26 % o 29,66 puntos, hasta 11.388,50 unidades.

El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, subió un 1,27% este viernes, después de que los inversores se dieran a la caza de gangas tras la caída de casi dos puntos porcentuales del indicador en la jornada previa.

"Los inversores siguen con la incertidumbre económica en Europa, ya que tiene un grave problema con la guerra de Ucrania, una situación que podría provocar una grave crisis en el territorio europeo, con un Banco Central Europeo (BCE) que tiene las manos cruzadas porque si incrementa las tasas de manera acelerada presionará mucho más a una economía que se encuentra con serios problemas", valora Diego Morín, analista de IG.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Alemania exportó en abril a terceros países bienes por valor de 56.200 millones de euros, un 4,1% más respecto a marzo y un 8,4% más interanual, eliminados los efectos estacionales y de calendario. En marzo, las exportaciones alemanas a países no pertenecientes a la Unión Europea (UE) habían caído un 5,1% respecto al mes anterior.

La inflación subyacente del consumo en Japón superó en abril el objetivo del banco central del 2% por primera vez en siete años, pero sólo gracias al aumento de los costes de las importaciones, y no a la fuerte demanda interna que el banco central ha estado tratando de reavivar.

Aun así, la subida del 2,1% del índice de precios al consumo (IPC) subyacente anunciada el viernes refuerza el escepticismo del mercado respecto a que el Banco de Japón mantenga su política monetaria ultralaxa, especialmente porque los hogares están sufriendo un aumento de los costes sin un crecimiento salarial sustancial.

El Banco Popular de China (BPC, central) anunció hoy que mantendrá en el 3,7% su tipo de referencia para préstamos por quinto mes consecutivo, pero bajará del 4,6% al 4,45% el indicador frente al que se establecen las condiciones de las hipotecas, una señal de cierto apoyo al sector inmobiliario. La tasa referencial para créditos (LPR, siglas en inglés) a un año registró su última variación en enero de este año, cuando el banco central la recortó desde el 3,8%.

Estrategias de Inversión

China recortó el viernes su tipo de referencia para las hipotecas por un margen inesperado, su segunda reducción en lo que va de año, mientras Pekín trata de reactivar el alicaído sector inmobiliario para apuntalar la economía.

Las economías asiáticas deben ser conscientes de los riesgos de contagio a medida que la flexibilización monetaria aplicada los diez últimos años por parte de los principales bancos centrales se retira más rápido de lo previsto, dijo el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kenji Okamura.

Las rentabilidades de los bonos trae algo de “calma” después de jornadas volátiles, donde la rentabilidad del bono americano a 10 años cotiza alrededor del 2,855%, mientras que el Bund alemán cotiza ligeramente por debajo del 0,98%.