Las monedas europeas y las de economías que dependen en alto grado de los bienes básicos registraban fuertes bajas el jueves al mediodía, presionadas por los temores sobre la deuda soberana de varios países europeos, lo que hacía que el dólar registrara máximos de varios meses en relación al euro, la libra esterlina y el dólar australiano.  El euro cayó por debajo de 1,38 dólares, y estableció un nuevo mínimo de ocho meses de 1,3727 dólares, mientras que la libra descendió más del 0,85% en relación al dólar a finales de la mañana, luego que el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, no consiguiera calmar los temores sobre la deuda soberana en una sesión de preguntas y respuestas con los periodistas luego que el banco central dejara el jueves sin cambios su tasa de interés clave.