El euro-dólar rompe la canalización bajista que desarrollaba desde octubre saliendo al alza.
El euro-dólar rompe la canalización bajista que desarrollaba desde octubre saliendo al alza desde soporte en 1,28, que a su vez representa el 62% de corrección al movimiento alcista de mediados de 2010. Las señales alcistas en indicadores favorecen la presión alcista tras la ruptura. Referencias de resistencia en 1,355 y 1,395.

Recomendación: COMPRAR