El resultado de las elecciones italianas ha resultado en una temida ingobernabilidad que está repercutiendo con fuerza en el conjunto de activos de riesgo. 


El resultado de las elecciones italianas ha resultado en una temida ingobernabilidad que está repercutiendo con fuerza en el conjunto de activos de riesgo. Antes que nuevas elecciones que podrían no resolver nada, parece más probable que se llegue a una suerte de gobierno de emergencia nacional apoyado por Bersani y Berlusconi. Las bolsas europeas han sufrido fuertes caídas y las primas de riesgo de España e Italia suben con fuerza.

Fuerte retroceso del Euro, que por el momento interrumpe su espiral alcista con el dólar hacia los 1.40. En este sentido, será clave observar el cierre de este trimestre con respecto el soporte de los 1.3350 que por el momento esta siendo negado. Abortado por tanto el cambio de tendencia en timeframe semanal con el precio despeñándose desde la media móvil de las 200 ultimas sesiones. A pesar de esta situación, la tendencia alcista de largo permanece intacta y el actual retroceso puede incluso ampliarse hasta la zona de 1.29.




Fuerte inestabilidad por tanto en la moneda única, que por del momento pierde el canal alcista semanal iniciado desde Julio-12. Es muy probable que tengamos un retroceso o pullback hacia el canal a la zona de 1.3250 pero con visión de largo plazo se antoja fundamental cerrar arriba de los 1.3350 a cierre del Q1.

Interesante grafica la trimestral, con gran punto de subjetividad nos plasma cuatro ondas con dos retrocesos que a priori señalarían el inicio de una quinta onda o incluso de una tercera en términos de un superciclo. Lo que esta claro, que el soporte del 38% parece expresar la fortaleza de la tendencia en muy largo plazo. Obsérvese como el canal bajista, simula el segundo movimiento correctivo en forma de cuarta onda, que a su vez contiene un ciclo completo de cinco sub-ondas apuntando a una ruptura de la bandera o canal y vuelta a máximos de 1.50. Con Heiken-Ashi, todavía se vería mas claro la fortaleza de la tendencia en largo plazo, donde el typical price no deja de avanzar.