Última semana marcada por la aversión al riesgo en los mercados en Europa, se mantiene el desacuerdo respecto al siguiente tramo de rescate en Grecia y las malas previsiones de la CE sobre España arrojaron unos datos de paro, déficit y deuda para echarse a temblar.
Personalmente estoy tranquilo porque De Guindos dice que las proyecciones que valen son las nuestras…..es posible que podamos seguir aguantando un sistema político totalmente ineficiente que despilfarra todos los años el equivalente al 10% del PIB ¿?

Seguimos recordando que la petición de rescate de España seria visto como algo muy positivo para el euro, ya que aliviaría las incertidumbres relacionadas con la prima de riesgo de nuestro país proyectando “tires” mas bajas sustentadas en la inmediata intervención del BCE.

Por lo demás, al repunte de las primas de riesgo se unieron los malos datos macro en Alemania de la semana pasada y al indicador ZEW de sentimiento económico de ayer, que han “tirado” del cruce a la baja y pelea ahora mismo los 1.27 dólares por euro. Técnicamente podríamos resumir la situación del cruce de la siguiente forma:

- El cruce hace semanas no pudo con la potente resistencia en 1.3150 y por ende no pudo tornar la tendencia semanal de largo plazo proyectando nuevos máximos con mínimos crecientes. Nos fijamos en el gráfico como el potente nivel 60 en RSI actúa de muro de contención negando el cambio de tendencia en timeframe semanal.

- Una vez el precio ha salido fuera del canal, rompiendo paralelamente el triangulo que se observa, se mantiene el impulso bajista pero este debe ir suavizándose dado que estamos testeando el 38% del ultimo rally alcista + la media del bollinger. Aconsejo en este caso aplicar algún indicador de momentum como el MACD de cara a comprobar como el precio va perdiendo paulatinamente fuerza a la baja.

- Por último y en capitalización más potente, estamos haciendo un pullback al canal bajista quebrado hace unos meses y formado desde mayo de 2011 donde el cruce alcanzo la barrera de los 1.50 dólares por euro. Por tanto, de momento tenemos un retroceso trimestral sustentado en un soporte en 1.2650 potentísimo. Seguimos viendo al cruce alcista de aquí a final de año, especialmente si recuperamos los 1.2825 dólares por euro.





Resumiendo la tendencia de largo plazo sigue siendo alcista y durante las siguientes semanas y antes de proyectar niveles más bajos, vamos a observar si el cruce es capaz de penetrar por debajo de la media del bollinger. De no ser así, se trasmitirá una fuerte señal de rebote que activara las posiciones largas dando por finalizado el retroceso de las últimas semanas provocado por traders de más corta capitalización.