Se mantiene la expectativa en el mercado de que acabaremos pidiendo el rescate pronto, las malas previsiones del FMI sobre la evolución de nuestro déficit y deuda lastraron al euro ayer en su cruce con el dólar testeando en la sesión americana el soporte de los 1.2850 que converge con la línea de tendencia alcista del canal que se observa en el gráfico.


Los datos económicos en la eurozona cada vez más débiles pueden volver a plantear un escenario de nuevas bajadas de tipos, sin olvidar que el BCE pretende mantener a toda costa su política de estabilidad de precios y no impulsar el crecimiento de cualquier forma. Ante tanta noticia fundamental de “ida y vuelta” fijémonos en lo que esta descontado el precio. De momento y hasta que no confirmemos niveles técnicos a cierre de semana, seguimos apuntado a la zona de 1.3120 (1) y 1.3500 (2), se observa como ahora mismo testeamos los 1.2850 que son una referencia clave que mantienen al precio dentro del canal alcista iniciado en julio desde el poderoso soporte de los 1.2000.

De la misma forma que la semana anterior, señalamos de nuevo los 1.3120 como resistencia de referencia. La ruptura de este nivel descuenta los 1.35 dólares por euro tomando en cuenta además que dicha ruptura supondría colocar al RSI por arriba de 60 y por tanto en terreno alcista. De momento el oscilador encuentra fuertes dificultades para romper dicha resistencia de 60, y esta sometido dentro del terreno bajista semanal.

A pesar de la abrupta bajada del cruce ayer con el “mazazo” del FMI y las declaraciones de Dragui poniendo de nuevo la pelota en el tejado de los políticos, esta semana nos fijaremos en la clara vela envolvente de la semana anterior. Este patrón solo toma cuerpo a partir de 1.2990 dólares por euro, a partir de aquí la vela semanal dejaría rastro a base de mecha bajista, y agarraría fuerte consistencia una vez que los traders cortos en el cruce vayan cubriendo sus posiciones poco a poco. Esto solamente ocurrirá si traders de más fuerte capitalización consideren que el euro ahora mismo tiene niveles atractivos de entrada y quieran aprovechar un posible rebote. Insistimos que solamente se deberían tomar posiciones largas esta semana a partir de 1.2990 dólares por euro.

La señal de compra del miércoles pasado en 1.2930 tuvo una cotización máxima desde apertura de 1.3071. Posiciones todavía abiertas desde este nivel pueden aguantar el objetivo de la semana pasada en 1.3150 manteniendo el stop loss por debajo de los 1.2800 ó debajo del mínimo de la vela envolvente que se ha reseñado.