La moneda europea seguía en retroceso frente al billete verde el viernes de tarde, debilitada por especulaciones de bajas de las tasas de interés, pero limitó sus pérdidas frente a un dólar perjudicado por la publicación de un indicador estadounidense decepcionante. Hacia las 16.00 GMT, un euro valía 1,5629 dólares, contra 1,5685 dólares el jueves hacia las 21.00 GMT. El martes, el euro superó el umbral de los 1,60 dólares por primera vez. La onza de oro se cotizaba a 891,50 dólares en el fixing de la tarde, contra 895,50 dólares el jueves a la misma hora.