El Euríbor, indicador al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, marcó hoy un nuevo mínimo histórico al situarse en tasa diaria en el 1,419%, con lo que encadena diez días seguidos por debajo del 1,5%. El Euríbor continúa la senda bajista que inició el pasado 10 de junio, y que le llevó finalmente a romper el suelo del 1,5% por primera vez en su historia, con lo que suma ya tres semanas seguidas de descensos.
Los expertos aseguran que el indicador seguirá bajando y cosechando mínimos históricos hasta recortar aún más su diferencia con los tipos oficiales de interés, aunque tampoco descartan que sufra algún movimiento de corrección y repunte durante algunas jornadas.

En este sentido, también advierten que cuando la situación económica se recupere y los tipos comiencen a subir, el Euríbor podría volver a repuntar, por lo que los consumidores deberán tener en cuenta este factor a la hora de endeudarse.

La caída que está registrando el Euríbor está permitiendo a las familias ahorrarse más de 2.000 euros anuales por el pago de sus hipotecas, dependiendo del importe del préstamo y de cuándo se contrató, aunque no están notando los efectos del descenso en su totalidad, ya que las entidades están subiendo los diferenciales.

No obstante, si el Euríbor continuase la senda actual y cerrase junio en el 1,4%, además de encadenar diez meses seguidos de recortes, permitiría a las familias elevar aún más su ahorro anual por el descenso de sus cuotas.