Telefónica, Cellnex, Grupo Amper, VozTelecom y Global Dominion ofrecen su visión panorámica sobre la estrategia oficial de transformación digital, los cambios regulatorios y el desarrollo de las infraestructuras y la capilaridad que el espectro 5G otorgará a los distintos segmentos productivos y actividades económicas, a través de su fulgurante avance en conectividad, del futuro patrón de crecimiento español.

Telefónica. Fuentes de la multinacional observan con optimismo el futuro del 5G en España. Aseguran que el mercado español, “no solo está en condiciones, sino que ha liderado el impulso del 5G en Europa, tanto desde las instituciones como desde los operadores, los proveedores” y otros agentes económicos. En este sentido, Telefónica “está bien posicionada” por el despliegue del 5G realizado por la operadora, que a cierre de 2020 superó las previsiones y llegó al 76% de la población; a la disponibilidad y capilaridad de la fibra en España, en la que Telefónica también ostenta el liderazgo; y a la experiencia en la tecnología y casos de uso 5G que Telefónica impulsó en 2018 con Ciudades Tecnológicas 5G, una iniciativa pionera para impulsar en España la nueva tecnología. Precisamente ese fue el punto de partida para trabajar con clientes en el desarrollo de soluciones reales basadas en 5G, explican desde la operadora. De hecho, Telefónica, a día de hoy, ya ha implantado más de 60 casos de uso en muy diversos ámbitos de la actividad como Industria 4.0, e-health, coche conectado, infraestructura y transporte, turismo o en medios de comunicación, entre otros. Asimismo, “ha encauzado su actividad tanto con proyectos pilotos de innovación propios como otras iniciativas impulsadas gracias a las ayudas del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de Red.es o el Nodo de Colaboración 5G con la Xunta de Galicia.

Estos son los planes de Telefónica, Cellnex, Amper, VozTelecom y Dominion con el 5G

“El 5G es un elemento clave en la llamada Revolución Industrial 4.0 y Telefónica, consciente de ello, trabaja desde hace tiempo tanto en los desarrollos tecnológicos como en los casos de uso para contribuir a implantar los beneficios del 5G en este modelo de Industria 4.0” enfatizan las fuentes consultadas en la compañía. De hecho, Telefónica -afirman- es el primero operador que ha apostado por el despliegue de capacidades de edge computing del 5G desplegando una serie de centros de computación cercanos al usuario, con el fin de poder alojar servicios críticos que requieren de una capacidad de respuesta excepcionalmente rápida. De igual modo también fue el primer operador que realizó (y sigue realizando), en colaboración con la industria, diferentes casos de uso para orientar la tecnología a las necesidades de las empresas en diversos sectores; por ejemplo, con Gestamp y Navantia. En este sentido “Telefónica tiene el firme compromiso de continuar trabajando con el tejido empresarial español en proyectos, desarrollos de caso de uso y despliegues dedicados con el fin de contribuir a la aceleración de la transformación industrial y al correcto desarrollo del ecosistema 5G en línea con las necesidades de nuestros clientes”.

La operadora ha desarrollado más de 60 casos de uso en los últimos tres años desde que lanzó en 2018 el proyecto Ciudades Tecnológicas 5G, una iniciativa pionera en España para impulsar la implantación del 5G. Desde entonces, “hemos puesto en marcha numerosos proyectos para desarrollar en paralelo las posibilidades técnicas del 5G y la aplicación práctica de esta nueva tecnología de la mano de clientes reales”. Desde nuestro punto de vista -explican las fuentes de la multinacional- “son varios los elementos” que deben tenerse en cuenta sobre la dinamización de la digitalización a través de los fondos europeos. Por una parte, las estimaciones realizadas desde la Vicepresidencia Tercera del Gobierno sitúan la inversión necesaria en torno a los 5.000 millones de euros para la implantación del espectro 5G en España. No obstante, será posible, en caso de disponer de los fondos adicionales necesarios, ampliar los despliegues para conseguir la mayor penetración posible del 5G en España. “En cuanto a cómo encauzar los fondos, hemos visto que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (que se financiará con los fondos de Recuperación Europeos que tienen una dotación de 750.000 millones hasta 2026) ya hace una apuesta por el 5G”, matizan desde la compañía. El septenio presupuestario 2021-27, con un presupuesto de más de 1 billón de euros adicionales, contiene varias rúbricas específicas, como el Crecimiento inteligente e integrador o Cohesión y valores, en los que “la conectividad será fundamental”. Por tanto, “pensamos que estas actuaciones, en el caso español, deberían dar continuidad a lo ya previsto en el propio Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”.

En relación a la innovación, se trata de un terreno donde la apuesta de Telefónica ha sido muy elevada históricamente. Sin embargo, y a pesar de nuestro esfuerzo, desde la perspectiva del análisis macroeconómico, “la inversión privada hispana no alcanza todavía los niveles europeos, por lo que queremos seguir siendo un actor muy relevante en este ámbito de forma que España pueda seguir aportando I+D en este terreno”. Telefónica incide en que el 5G no deja de ser una infraestructura al servicio de la economía y la sociedad. Es fundamental promover proyectos de transformación industrial, movilidad conectada y transformación digital del tejido empresarial y de las administraciones públicas muy relevantes, que permitan realizar el máximo rendimiento de estas redes de conectividad. Adicionalmente, “sería conveniente disponer de un estímulo económico a través de intensidades de ayuda elevadas para acelerar los despliegues y extender la cobertura 5G hacia las zonas más rurales y aisladas; poner en marcha bonos de conectividad (en principio están ya previstos) para permitir el acceso de Pymes y particulares a estas redes; promover una fiscalidad favorable no sólo a la innovación sino también al despliegue y operación del 5G; y trabajar en el ámbito de derechos digitales de la sociedad”.

Cellnex. José Antonio Aranda, director de Innovación y Estrategia de Producto de la compañía española, considera que la implantación de una tecnología disruptiva es un proceso paulatino y dilatado en el tiempo. El desarrollo de la quinta generación de comunicaciones móviles se sostiene sobre algunos conceptos y técnicas ya existentes -que gracias al 5G alcanzan su máxima expresión-, y al mismo tiempo, sobre el trabajo de laboratorio y sobre la labor de I+D+i de las compañías del sector permiten la creación de soluciones y técnicas completamente nuevas. Por lo tanto, “es esencial que en Europa y en España se facilite la implementación de infraestructura que permita crear estas nuevas soluciones basadas en 5G”. Por lo que, en este ámbito “cobra un especial sentido la colaboración de las grandes corporaciones y el ecosistema de start-ups tecnológicas”. A su juicio, “nuestro país ocupa un lugar de referencia en Europa en cuanto a la implantación de tecnología 5G, con una cobertura cercana que supera el 50% para todos los operadores, aunque ya haya alguno por encima del 75% de la población”. En 2021, pero, sobre todo, en 2022 “serán determinantes en su pleno desarrollo, ya que veremos pilotos y casos de uso concretos dirigidos a sectores clave como la industria, la movilidad, la educación, el turismo, la agricultura y la salud entre otros, que es para lo que realmente está pensado el 5G”.

Aranda incide en que, en el entorno industrial, la tecnología inalámbrica más utilizada a día de hoy es el Wi-Fi. Con la llegada del 5G se espera que se empiecen a desarrollar soluciones más robustas y con mayor fiabilidad que permitan dar un salto cualitativo en las comunicaciones de las empresas. El 5G aplicado a la industria -explica- “va permitir ofrecer mejoras en las eficiencias de las compañías habilitando una mayor automatización de procesos, inclusión de robotización inalámbrica, y utilización de vehículos autónomos”. En consecuencia, “va a permitir aflorar un ecosistema rico de nuevos servicios que permitirá mayores cotas de digitalización empresarial”. 

Para el directivo de Cellnex, la tecnología 5G “está creada para impulsar la digitalización de la sociedad”, por sus ventajas inherentes, como la mínima latencia, la transmisión de imágenes de alta calidad y la capacidad de dar servicio a un número mucho mayor de usuarios y dispositivos conectados”, lo que la convierte en la tecnología que dará el espaldarazo definitivo a la Industria 4.0. “La combinación de los distintos elementos que conforman el ecosistema 5G”, entre los que destaca las small cells para dar cobertura en entornos densificados, la fibra óptica y el llamado procesamiento en el extremo -edge computing- unida al Internet de las Cosas incidirán de forma directa en la mejora de los procesos productivos y, por ende, en la competitividad de la industria. Por otro lado -aclara- “es necesario atender las necesidades del entorno rural en su vertiente agraria, empresarial y de servicios”. El 5G permitirá afrontar no sólo la llegada de la conectividad básica sino de soluciones tecnológicas de vanguardia que permitirán cohesionar el territorio, fijar población y actividad económica y devolver el equilibrio a estas zonas menos densamente pobladas. Desde Cellnex -señala Aranda- “trabajamos en diferentes pilotos cuyos casos de uso verán la luz este año”. En colaboración con otros partners del sector tecnológico -fabricantes, desarrolladores, start-ups, operadores-, y el apoyo de la administración, a través de los pilotos 5G adjudicados por Red.es. En el ámbito rural -aclara- “ya hemos demostrado las ventajas de la aplicación de tecnología avanzada para la agricultura de precisión y continuaremos con planes de desarrollo de este tipo de soluciones que favorecen la competitividad, entre otros, del sector agrario”. En este sentido, uno de los proyectos clave en curso es el 5G LEAN -Low cost, Emerging countries, Architecture, Network infrastructure- relacionado con la creación de emplazamientos sostenibles, alimentados con energía renovables y, a la vez, equipados con la tecnología más avanzada para dar servicio a la agricultura inteligente y al tejido empresarial ubicado en el entorno rural. En este proyecto participan junto a Cellnex, Nokia y Quobis, y próximamente podremos mostrar mediante este piloto el papel facilitador que la conectividad ejerce en el ámbito rural.

En cuanto al despliegue de 5G en el entorno urbano, Aranda destaca “el comienzo del piloto 5G Catalunya desarrollado por un consorcio de 8 empresas y que está liderado por Cellnex y el Grupo Masmóvil, en el que también participan la operadora catalana Parlem Telecom, Aumenta Solutions, Atos, la consultora Nae, Lenovo y la start-up Nearby Computing, spin-off del Barcelona Supercomputing Center. “5G Catalunya es uno de los proyectos pilotos adjudicados por Red.es, co-financiados con fondos FEDER, y que sitúa a Barcelona y su área metropolitana como campo de pruebas del 5G aplicado a sectores como la movilidad, educación en remoto, comercio de proximidad y producción audiovisual entre otros”. La ciudad -dice- tendrá una red íntegramente 5G que permanecerá tras la finalización del piloto y que continuará facilitando a Barcelona las funcionalidades de esta tecnología.

Para el director de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex, “los fondos de recuperación europeos representan una importante contribución, para impulsar el proceso de digitalización del sector empresarial y el conjunto de nuestra sociedad”. Por una parte, “pueden acelerar el despliegue de las infraestructuras necesarias para el desarrollo tecnológico y, en consecuencia, la ejecución de casos de uso prácticos que desemboquen en soluciones concretas”. Aranda hace hincapié en que “próximamente, los operadores tendrán acceso al espectro de 700MHz, que junto a los fondos de recuperación van a facilitar cumplir el objetivo marcado en la Agenda Digital 2025 del Gobierno de promover el despliegue de las redes 5G y tener cobertura de quinta generación en el 100% de las poblaciones de más de 50.000 habitantes a partir de 2023”. Desde Cellnex, “estamos trabajando en diferentes propuestas que permitan impulsar la conectividad móvil, especialmente en las zonas menos densamente pobladas, y así ayudar a los operadores en el desarrollo de las nuevas redes”. Adicionalmente, España, como país, “debería potenciar la innovación entre el sector de las telecomunicaciones y el resto de sectores para poder detectar cuales son las demandas reales de conectividad y movilidad que pueden ser satisfechas por servicios avanzados sobre 5G”. Porque estos incentivos a la colaboración entre industrias que resultan fundamentales deben permitir crear nuevos modelos de negocio sostenibles que sitúen a España a la cabeza de soluciones 5G que se puedan exportar al resto del mundo”.

Amper. En la multinacional tecnológica de soluciones sectoriales y de negocios, enfatizan que la prioridad en el despliegue del 5G en Europa y España, “la primera acción, sería completar la subasta del espectro de la banda de 700MHz, al mismo tiempo habría que agilizar los trámites para la concesión de los fondos europeos previstos en el plan de recuperación, transformación y resiliencia”. E inciden en que España ocupa el primer puesto de Europa en cuanto a cobertura y clientes de fibra óptica, a su vez la cobertura de las redes 3,5G llegó al 99,9% de los hogares españoles en junio de 2018 y la cobertura 4G se situó en el 99,5%, por lo que el mercado hispano “está muy bien posicionado para figurar entre los primeros en despliegue de redes 5G de banda ancha ultrarrápidas”. El acceso a Internet móvil de alta velocidad “es el servicio que más crece a nivel global”. Las infraestructuras de la tecnología 5G serán fundamentales en un ecosistema digital en el que actualmente hay más de 7.000 millones de aparatos conectados, cifra que se espera que supere los 21.500 millones en 2025.

Fuentes de la firma recalcan que una de las grandes ventajas de la red 5G es el funcionamiento de baja latencia, esto es extremadamente útil en aplicaciones de IoT en las que los dispositivos (sensores, por ejemplo) necesitan comunicar pequeñas cantidades de datos de forma rápida. Pero también “es crucial para la interactividad en tiempo real” que demandan las aplicaciones relacionadas con los vehículos conectados, gaming, la realidad aumentada o el control remoto”. Por otro lado, el aumento en la eficiencia espectral de la implementación del MU-MIMO también proporciona mayor capacidad (número de dispositivos conectados) y rendimiento (velocidad) por celda. En esta línea, Amper cuenta con una solución destinada al mundo industrial con el objetivo de digitalizar los procesos. Así mediante un Manómetro digital inalámbrico que permite la sustitución de manera sencilla de los actuales manómetros analógicos, y utilizando comunicaciones de nueva generación como son Lora / NB-IoT o LTE-M, enviar en tiempo real y de manera remota los datos relativos a presión, alarmas, etc. Con la información recogida, se puede además de monitorizar y gestionar los diferentes sistemas con las plataformas y apps que completan este ecosistema, realizar análisis de estos datos, y mediante una serie de algoritmos, adelantar mantenimientos o predecir posibles fallos en los sistemas.

En Amper, en su apuesta por la innovación, se ha creado en los últimos años una división específica y especializada en desarrollos y soluciones relativos al 5G y al IoT. Y, en respuesta al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, “hemos presentado una manifestación de interés (MDI) para conceder cobertura de banda ancha al 100% de la población, con un acceso de 30Mbps en 2023 y de 100Mbps en 2025, para lo que se utilizará fundamentalmente tecnología 5G”. El objetivo de este proyecto es extender la banda ancha de muy alta velocidad a todo el territorio y adelantar la cobertura de 5G en zonas rurales y áreas de baja densidad poblacional mediante una solución de redes privadas basadas en celdas, repetidores y radioenlaces con capacidad de interconexión con el resto de redes en modalidad roaming. El presupuesto estimado total del proyecto se ha elaborado en base a un despliegue de hasta 6.000 emplazamientos en todo el territorio nacional. “De los 6.000 emplazamientos, el 60% de ellos se basa en el uso de celdas y el 40% en el uso de repetidores específicos”.

El capítulo de construcción de red que implica equipamiento, planificación e instalación asciende a la cantidad de 304 Millones de Euros en el periodo 2021-25. El de Operación y Mantenimiento asciende a 30 millones de euros anuales en la fase de despliegue máximo (6.000 sitios). Mientras el de Investigación y Desarrollo inicial y progresivo (2021-25) asciende a 6,2 millones de euros.

Acciones con más potencial según el consenso de mercado
Acciones del Ibex 35 con más potencial según el consenso de mercado. 5 de ellas con más de un 20% de potencial.

Respecto al ámbito regulatorio, Grupo Amper señala que “deberían arbitrarse mecanismos para que las grandes operadoras compartan las licencias de espectro radioeléctrico en las zonas geográficas en las que no les es rentable desplegar infraestructura debido a su baja densidad de población, pero que otras empresas más pequeñas podrían rentabilizar con redes privadas”. En el terreno fiscal, “sería un estímulo la bajada o exención de impuestos para las infraestructuras 5G”.

En la multinacional consideran “acertado el plan del Ministerio de Economía para proporcionar cobertura móvil de alta velocidad al 100% del territorio en 2025”, lo que supone un plazo de tiempo “bastante ambicioso”. Si bien, los fondos deberían estar disponibles lo antes posible, “para acelerar el desarrollo de estos proyectos y fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo”. Porque fomentar el uso del IoT en todas las actividades que requieran monitorización remota en tiempo real de sensores y aparatos de medida industriales (Industria 4.0), es una clara apuesta -y efectiva- por la transformación digital. De igual manera que “favorecer las ayudas y subvenciones a aquellas empresas como el Grupo Amper que apuestan por el I+D+i”. O facilitar “los permisos para la circulación de los coches con conducción autónoma, así como para la instalación en los grandes núcleos urbanos de las antenas avanzadas de transmisión/recepción para permitir el MIMO masivo en la banda de milimétricas y el beamforming (formación de haz), permitiendo proporcionar el servicio eMBB de banda ancha móvil mejorada.

VozTelecom. El 5G -dicen desde esta compañía de comunicación para empresas- es la tecnología de móviles de quinta generación que, con una velocidad de descarga y subida es mucho mayor que la de las tecnologías anteriores, permite disponer del acceso de banda ancha necesario para enviar gran cantidad de información sin necesidad de cableado; admite la conexión simultánea de miles de dispositivos y, lo más importante, tiene muy baja latencia, lo que posibilita una respuesta prácticamente instantánea de los dispositivos conectados, esencial en los entornos machine to machine (M2M) donde se exige conectar multitud de dispositivos simultáneamente y de forma sincronizada, situación habitual en las plantas industriales.

La Industria 4.0, o cuarta revolución industrial, permitirá transformar este sector neurálgico en las economías, haciendo que las fábricas sean inteligentes, ‘smart factories’. Según el Boston Consulting Group (BCG), la Industria 4.0 incluye tecnologías como Internet de las Cosas (IoT), Inteligencia Artificial, Ciberseguridad, Cloud Computing, Impresión 3D, robots autónomos, Big Data, Simulación o Realidad Aumentada. Por lo que “la aplicación del 5G en la Industria 4.0 y en el sector industrial nos lleva a mejoras de productividad y reducción de costes de mantenimiento como es el caso de las máquinas inteligentes, que pueden responder a situaciones como averías en tiempo real, y hacer los procesos más eficientes gracias al intercambio de información en tiempo real. También “son facilitadores de los sistemas de ayuda a la conducción hasta hacer posible el coche autónomo, donde el 5G aporta el ancho de banda y la tasa de latencia que se requieren para tratar la cantidad de datos requeridos para que el vehículo tome las decisiones más acertadas sin intervención humana”. O la robótica, donde los procesos de automatización “podrán desarrollar varias funciones a la vez aumentando la productividad a través del análisis de un gran volumen de información que solo es posible recibirla de centenares de dispositivos de fábrica a través de las redes 5G”. La urbiótica y las ‘smarts cities’ son otro ejemplo de sectores de aplicación.

Para que la “cuarta revolución industrial” sea una realidad, la conectividad 5G es un elemento necesario y fundamental, estando asistiendo a los despliegues de dicha tecnología en la mayoría de países europeos y también en España si bien quedan aspectos pendientes que resolver en el ámbito de las frecuencias disponibles para una cobertura adecuada del territorio, explican en VozTelecom. Aunque el potencial del 5G para el desarrollo de la Industria 4.0 es indiscutible, también existen enormes retos, como dotar a los empleados de los conocimientos tecnológicos necesarios que les permitan operar los nuevos procesos industriales, este desafío “implica la necesidad de contar con una fuerza laboral mejor cualificada, para lo que es imprescindible también la inversión en formación de dichos profesionales”.

“VozTelecom es un operador que presta sus servicios fijos y móviles alquilando redes a los principales operadores, por lo que no tenemos planes de despliegue de red 5G”; no obstante sí que tenemos un roadmap de nuestros servicios para que éstos no sólo sean accesibles a través de las redes móviles de quinta generación, sino que también aprovechen sus ventajas en cuanto a velocidades y latencia, ofreciendo nuevas y mejores soluciones de comunicación y planes de colaboración a nuestros clientes empresariales. Los servicios UCaaS (Comunicaciones Unificadas como Servicio) móviles están ganando peso en el mercado empresarial y la disponibilidad de las redes 5G acelerará su implantación en las empresas, puesto que la pandemia ha hecho emerger  la necesidad de disponer de soluciones TIC que permitan a los empleados realizar sus actividades de forma remota, manteniendo las operaciones de las empresas con total normalidad “sin estar físicamente en las oficinas y en un futuro sin estar en las plantas industriales debidamente conectadas”.

Por otro lado, respecto a los aspectos regulatorios, “consideramos imprescindible que se reserve parte del espectro para uso privado, de forma independiente a las redes 5G públicas que serán desplegadas por los grandes operadores, regulando el uso compartido entre redes públicas y privadas. En Alemania, por ejemplo, “existe un espectro reservado únicamente para la industria, un modelo que puede servir de botón de muestra a otros gobiernos para definir la distribución del espectro y los reglamentos para acceder al medio con las correspondientes autorizaciones”. En este sentido, el CEO de Nokia -aseguran fuentes de la firma española- “ha manifestado recientemente que la inversión en redes privadas 5G superará a la realizada en redes públicas tradicionales en la próxima década, estimando que cada dólar invertido en infraestructura de red proporciona más de 4 dólares de creación de valor para el usuario final”. Es imprescindible, por tanto, considerar las redes privadas 5G como un catalizador de la innovación y de la industria 4.0 que no pueden depender únicamente de las redes públicas desplegadas por los grandes operadores de cada estado.

Sobre la estrategia de impulso y despliegue de la tecnología 5G en España, desde VozTelecom hacen hincapié en que “es uno de los aspectos más importante de los objetivos y las medidas incluidas en el programa España Digital 2025, marcando como objetivo que en el 2025 toda la población tenga acceso al espectro 5G”. Pero para que el despliegue del 5G favorezca la cuarta revolución industrial es preciso que el sector vea la rentabilidad de la inversión” y, en este punto, una reciente encuesta publicada por Deloitte, afirma que mientras el 94% de los encuestados creía que la transformación digital en sus organizaciones es imprescindible, sólo el 50% de los CEOs lo veía como una vía para aumentar la rentabilidad. En definitiva, los ejecutivos no asocian necesariamente la transformación digital con el crecimiento de sus negocios. 

Sin embargo, “la pandemia ha puesto de manifiesto la urgente necesidad de digitalizar muchos de los procesos de negocio de las empresas, por lo que es necesario que existan soluciones y aplicaciones para ello, y es en este ámbito donde deben de articularse nuevas medidas de apoyo a aquellas empresas y sectores que aporten soluciones de valor a la industria a través de las redes de comunicaciones, pues no por el mero hecho de desplegar las redes 5G aparecerán los servicios y aplicaciones”. Motivo por el que “las Administraciones deberían articular medidas de apoyo a la generación de demanda tractora que permitan desarrollar nuevos sectores en torno a la digitalización de procesos industriales y aplicaciones que aporten valor añadido a las redes 5G y hagan posible la cuarta revolución industrial más allá de las redes de datos”.

El recientemente aprobado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para canalizar los fondos europeos destinados al despegue económico tiene previsto movilizar 72.000 millones de euros entre 2021 y 2023. “Será una excelente oportunidad para el apoyo de la industria 4.0 siendo una de las políticas palanca de dicho plan con una asignación del 17% de los recursos a la Modernización y digitalización del tejido industrial y de la pyme; “unos recursos que deberán actuar de tractores para mayores inversiones privadas y obtener, así, un efecto transformador”, tal y como se estipula como objetivo en la estrategia oficial.

Global Dominion. Desde la compañía tecnológica de servicios y proyectos integrales se resalta que “las telecomunicaciones han sido absolutamente esenciales durante la pandemia y tendrán un papel más relevante aún si cabe en la era post Covid”. La principal aportación del 5G respecto a las tecnologías anteriores es su nivel de latencia, lo cual “es relevante en ciertos negocios (medicina, entretenimiento o automoción, podrían ser algunos), pero no es un factor diferencial en muchos otros”. En el caso del desarrollo de la industria 4.0, la ausencia del 5G “no es un limitante para los proyectos digitalización (podría construirse sobre las actuales redes 4G), pero sí será un dinamizador”. El 5G facilitará la conexión de la gran cantidad de dispositivos que será necesario integrar en el sector industrial en el ámbito de la robótica, la realidad virtual y la automación de procesos de fabricación entre otras; “pero para este fin será aún más importante la disponibilidad de canales”, advierten fuentes de la multinacional española. 

“España -señalan estas mismas fuentes- “está en condiciones de subirse a la locomotora del 5G porque ya cuenta con importantes infraestructuras de telecomunicaciones, con una de las redes de fibra óptica más extensas y avanzadas de Europa, lo cual facilitará el desarrollo de redes de 5G”.

En Global Dominion inciden en que “en nuestros proyectos tecnológicos en el mundo industrial, energético o de infraestructuras utilizamos el 5G como una herramienta muy potente, que nos ofrece grandes ventajas, pero es una herramienta más”, y hacen hincapié en que, “en el marco del despliegue de redes 5G, hemos presentado manifestaciones de interés ante el Ministerio de Industria para el desarrollo de redes inteligentes”. El 5G es una palanca de desarrollo para otras tecnologías y motor de futuros avances en campos como el Internet de la Cosas o la Inteligencia Artificial pero todavía se enfrenta a importantes retos en el ámbito regulatorio, económico, social e incluso tecnológico.

Hasta la fecha en España se ha avanzado en la regulación del espectro para garantizar el acceso y su disponibilidad, pero también “es preciso progresar en la estandarización y en los aspectos críticos entre los que destaca especialmente la ciberseguridad. Las anteriores inversiones en 4G de los operadores todavía tienen recorrido y probablemente requieran amortizarse por lo que parece sensato y recomendable fomentar la compartición de activos en el despliegue de 5G”. Además, resulta necesario instalar una cantidad ingente de emplazamientos por lo que el marco regulatorio debería ser muy dinámico de cara a facilitar los proyectos de despliegue.

A nivel global, aseguran, “sigue habiendo cierta incertidumbre sobre la monetización del 5G y cuando se disparará su uso. Se sigue buscando esa killer application, como fue en su momento el Iphone de Apple para el 3G, que genere la futura demanda y facilite un retorno razonable de las inversiones”. Desde la compañía se asegura que “los fondos europeos, además de fomentar el tradicional despliegue de infraestructura de redes, deberían focalizarse muy especialmente en crear un tejido empresarial y tecnológico adecuado”. Porque el espectro 5G “va a conllevar nuevos modelos de negocio B2B y B2C, va a precisar nuevos procesos y herramientas, y va a proporcionar gran cantidad de información que debe ser analizada cuidadosamente”. Hoy en día el mundo es global y es fundamental que los países cuenten con buenas infraestructuras para ser competitivas en este nuevo mercado hiperconectado y para atraer talento, entre otras cosas, precisan fuentes.

Taller de Planificación Patrimonial.

El departamento de análisis de Estrategias de Inversión ha desarrollado el Taller Práctico de Gestión Patrimonial, en el que aprenderemos a gestionar nuestro patrimonio en función a los objetivos de futuro. El taller es gratuito para Suscriptores Premium. ¡

¡No te lo pierdas! Apuntate aquí 

Estrategias de Inversión es un medio independiente, que no pertenece a ningún grupo editorial, solo buscamos ofrecer información y análisis independiente para los inversores. ¡Ayudanos suscribiendote y beneficiate de todo este contenido exclusivo para inversores!

Ayudanos a seguir mejorando y  suscribete a Estrategias de Inversión, por menos de 5 euros al mes.