La decisión tomada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) también fue tomada al mismo tiempo por los supervisores de valores europeos que tienen adoptada una medida similar. Así, en concreto, la prohibición a los bajistas terminó este martes en las bolsas de Austria, Bélgica, España, Francia, Italia y Grecia.

Las posiciones cortas o bajistas no tienen nada que ver con el horizonte temporal de inversión, se trata de una estrategia por la que un inversor apuesta por la caída de la cotización de un valor en vez de por la subida. Se denominan ventas en corto porque se vende antes de comprar la acción. 

Estas son las diez compañías con más presencia de bajistas en la bolsa española

Abrir una posición corta o bajista se refiere a la acción de vender un activo con anterioridad, esperando que este se deprecie, con el fin de recomprarlo más barato en el futuro. Es decir, se abrirá una posición corta con el objetivo de aprovechar un posible movimiento bajista del activo.

De esta forma, para abrir una posición corta se toman prestadas acciones de inversores del valor, para poder venderlas en el mercado. Cuando se deben devolver las acciones, el inversor que ha abierto un corto debe recomprar dichas acciones y, si el valor se ha depreciado, obtiene la diferencia entre el precio a las que vendió y el de recompra. La pérdida del inversor bajista se produce si las acciones han aumentado de valor. Este tipo de operaciones únicamente se pueden llevar a cabo mediante contratos de derivados sobre acciones, para lo que es necesario contratar los servicios de un bróker.

Desde enero de 2019, la CNMV sólo informa de las posiciones bajistas superiores al 0,5%, en línea con lo que hacen el resto de reguladores bursátiles europeos. El regulador bursátil que preside Sebastián Albella citó al reglamento europeo 236/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de marzo de 2012, para justificar esta decisión. Esta ley establece la obligación de notificar al supervisor las posiciones cortas cuyo porcentaje alcance o supere el 0,20% del capital de un emisor pero sólo prevé que se hagan públicas aquellas que alcancen o superen el 0,5%. 

“La publicación quincenal agregada determina una asimetría de información con respecto a lo que resulta de la práctica de las restantes autoridades competentes europeas, que no publican ningún tipo de información agregada. Ello puede dar una apariencia de que las posiciones cortas en valores cotizados españoles son superiores a sus comparables europeos”, apuntaba el comunicado de la CNMV.

Con todo, y pese a que no se conoce con precisión la posición total de bajistas en los valores de la bolsa española por la limitación a la información que estableció la CNMV y la prohibición que hizo por la expansión del coronavirus a nivel mundial desde el 16 de marzo hasta el 19 de mayo, hay diez compañías en este momento que cuentan con posiciones vivas de fondos bajistas en su accionariado.

Teniendo en cuenta que el regulador sólo informa de las posiciones bajistas superiores al 0,5%, la compañía con la mayor presencia de este tipo de inversores es Ence que cuenta con un porcentaje del 4,03% de su capital apostando por la caída de valor. El mayor fondo bajista en Ence es el ‘hedge fund’ británico AHL Partners con un 1,39% de las acciones, seguido de la gestora del banco estadounidense JP Morgan AM con un 1,36%, la entidad canadiense Connor, Clark & Lunn Investment Management un 0,69% y el ‘hedge fund’ californiano The Voleon Group un 0,59%.

 

Tras Ence la compañía con un mayor porcentaje de bajistas conocido es Indra con un 2,57% de su capital repartido entre AKO Capital con un 1,18%, Fosse Capital Partners con un 0,7% y Canada Pension Plan Investment Board un 0,69%. En la constructora Sacyr los bajistas representan el 2,17% de las acciones, repartido entre la gestora Citadel Europe que cuenta con un 1,52% y el fondo de cobertura tejano Atom Investors un 0,65%. 

Tras Ence, Indra y Sacyr se sitúa Cellnex que resiste en su accionariado las apuestas contra el valor de AQR Capital Management con un 1,08% y Citadel Europe un 0,6%, que suman un 1,68% entre ambos. La gestora especializada en fondos alternativos Adelphi Capital tiene una inversión contra Mediaset del 1,41% y DIA aguanta un 1,12% entre Kite Lake Capital Management UK que tiene un 0,62% de sus acciones vendidas y Astaris Capital Management un 0,5%.

La presencia de bajistas notificada por la CNMV se completa en en Solaria, Quabit Inmobiliaria, ACS y Ferrovial con un porcentaje en la actualidad del 0,59%. El fondo con mayores posiciones cortas o bajistas vivas en este momento es un viejo conocido por todos los conocedores del mercado español como Citadel Europe, que fue fundado por Kenneth C. Griffin en Chicago, con un 2,12% con presencia en Cellnex y Sacyr, seguido de AQR Capital Management con un 1,67% entre Ferrovial y Cellnex y Marshall Wace que confía en la caída de Quabit y ACS.

 

 

Sectores que van a salir antes de la crisis

En Estrategias de Inversión estamos analizando los sectores y valores que están saliendo antes de la crisis, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

Analizamos los sectores desde un punto de vista Macroeconómico, Fundamental y Técnico las compañias que mejor lo están haciendo en esta pandemia. Descubrelo con nuestro servicio premium.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar