Abrir un corto
en la categoría de Mercados

Abrir una posición corta o abrir un corto se refiere a la acción de vender un activo con anterioridad, esperando que este se deprecie, con el fin de recomprarlo más barato en el futuro. Es decir, se abrirá una posición corta con el objetivo de aprovechar un posible movimiento bajista del activo.

De esta forma, para abrir una posición corta se toman prestadas acciones de inversores del valor, para poder venderlas en el mercado. Cuando se deben devolver las acciones, el inversor que ha abierto un corto debe recomprar dichas acciones y, si el valor se ha depreciado, obtiene la diferencia entre el precio a las que vendió y el de recompra.

La pérdida del inversor bajista se produce si las acciones han aumentado de valor. Este tipo de operaciones únicamente se pueden llevar a cabo mediante contratos de derivados sobre acciones, para lo que es necesario contratar los servicios de un bróker.

Desde 2010, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) exige la comunicación de toda posición sobre cualquier valor cotizado español que supere el 0,2% del capital social y hará públicas las inversiones bajistas que excedan del 0,5% del capital.

Palabras relacionadas: Operativa en Derivados