La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, mostró hoy su desacuerdo con el plan catalán de ayudas a la compra de vehículos, que eleva el límite de emisiones de CO2 por encima del plan del Gobierno, y afirmó que intentará hablar esta semana con el presidente de la Generalitat, José Montilla, para trasladarle su posición. "Como ministra no comparto esta medida, no nos gusta. Se puede hacer compatible el incentivo a la actividad industrial con vehículos menos emisores", argumentó Espinosa. Añadió que intentará "hacer ver esta necesidad" a Montilla.