El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, afirmó hoy que España tardará más en salir de la crisis económica que otros países de la Unión Europea debido a que no sólo se ha visto afectada por una crisis financiera sino también del sector inmobiliario.
"Eso hay que ajustarlo, y todavía quedan miles de viviendas que sacar al mercado y que hay que vender o alquilar", afirmó Almunia en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

En este sentido, explicó que en España existen unos "elementos diferenciales y particulares" de la crisis que ya se conocían con anterioridad.

"No hizo falta que quebrase Lehman Brothers para saber que aquí teníamos un sector de la vivienda sobredimensionado, con un crecimiento poco sostenible que estaba generando un aumento de precios artificial en las viviendas y que había generado un endeudamiento excesivo de los promotores inmobiliarios", dijo.

No obstante, el comisario de Asuntos Económicos consideró que lo importante es que se está saliendo de la crisis en Europa, en Estados Unidos y en Japón y afirmó que "ya se acerca el final" de una situación que está dejando consecuencias "muy dolorosas" en términos de desempleo.

"Ya parece que se acerca el final, y eso es lo que nos importa a todos", afirmó Almunia, quien destacó que "lo bueno que le pase a Alemania", la mayor economía europea, es algo que afecta a todos los demás países.

No obstante, el comisario de Asuntos Económicos se mostró convencido de que España está en condiciones "sin duda" de situar su déficit público por debajo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013, si se tienen en cuenta las perspecticas de crecimiento que hay y las medidas que se están empezando a adoptar.

Asimismo, Almunia confió en que el paro en España no crezca más del 20,5%, porque ya empieza a haber "datos positivos" de que la economía española ha superado lo peor de la crisis y que muchos países ya están entrando otra vez en zonas de crecimiento positivo.

A pesar de ello, advirtió que "para que haya empleo, tiene que haber crecimiento" y agregó que "ojalá" que el paro aumente menos de lo estimado.

Preguntado por la posibilidad de retrasar la edad de jubilación, el comisario de Asuntos Económicos abogó por "cambios graduales y progresivos" para tener un sistema de pensiones que sea sostenible a corto, medio y largo plazo y teniendo en cuenta que los trabajadores llegan a los 65 años en mejores condiciones físicas e intelectuales.

"En muchísimos casos no se puede tener la misma edad de jubilación que se tenía en el momento álgido de la sociedad industrial y con una esperanza de vida mucho más corta de la que se tiene ahora", dijo.