La subasta del Tesoro Público de títulos y obligaciones ha finalizado con la colocación de hasta 2.500 millones de euros más del monto inicialmente previsto y a una rentabilidad que cae del 5,28% hasta el 4,023% en el caso de los bonos con vencimiento en 2016 y con un ligero repunte del 5,006% hasta el 5,239% en el caso de los títulos con fecha de expiración en el año 2020. De este modo, el Tesoro español ha colocado 6.028 millones en bonos en la última subasta del año.

El importe adjudicado supera ampliamente el objetivo fijado por el organismo público, que estaba fijado entre 2.500 y 3.500 millones.

En bonos con vencimiento en 2016, el Tesoro ha colocado 2.451 millones de euros a un tipo medio del 4,023% frente al 5,28% de la subasta anterior. La ratio de cobertura ha sido de 2 veces (2,8 veces en la anterior ocasión).

En cuanto a los títulos que vencen en 2020, se han colocado 2.177 millones, a un tipo medio del 5,239%, ligeramente superior al 5,006% de la subasta anterior. La ratio de cobertura, de 1,5 veces, ha bajado respecto a la última subasta, donde la demanda duplicó a la oferta.

El Tesoro ha captado además 1.400 millones en bonos con vencimiento en 2021. En estos títulos la rentabilidad media ha sido del 5,545% frente al 5,433% anterior. La demanda a este plazo ha aumentado respecto a la última subasta. La ratio de cobertura se ha situado en 2,2 veces (frente a 1,8).