El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, admitió no se esperan efectos de segunda ronda de inflación en España.
El IPC anual de España subió siete décimas en diciembre al 3%, su mayor nivel desde octubre de 2008, debido sobre todo al incremento de los precios del tabaco y los carburantes.