Financial Times toma como una petición de ayuda explícita a Europa las declaraciones del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, afirmando que España encuentra los mercados de financiación internacionales cerrados.

Cristóbal Montoro admitió en declaraciones a Onda Cero que el alto riesgo percibido de la deuda soberana española está llevando a que España "no tenga la puerta a los mercados abierta". Mal augurio de cara a este jueves, día en el que el Tesoro subastará 2.000 millones de euros en bonos a 10,12 y 14 años.

Montoro también apoyó públicamente la idea de ayudar a recapitalizar la banca nacional con apoyo europeo y un sistema bancario más integrado en la eurozona. "No es un procedimiento para ayudar a nadie en particular sino para promover una unión bancaria europea y que podamos tener un sistema financiero europeo con las mismas garantías para todos”.

Emilio Botín, presidente del Santander, vaticinaba ayer que el sistema bancario español necesitaría alrededor de 40.000 millones de euros, aunque la mayoría de los analistas extranjeros creen que la suma requerida es mucho mayor.
La cantidad necesaria no es "astronómica", dijo el señor Montoro. "El problema es dónde conseguirlo. Los números no son inalcanzables, ni estamos ante un drama inevitable.

El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se muestra reacio a hacer una apelación directa de ayuda al fondo de rescate financiero de Europa, por temor a desencadenar un programa formal de rescate políticamente perjudicial, con condiciones económicas rígidas aparejadas. No obstante, Rajoy ha pedido hoy por primera vez la creación de eurobonos para afrontar los problemas de liquidez de España, en la última sesión de control en el Senado antes del verano. Asimismo, ha abogado por crear una unión fiscal y bancaria en la Eurozona, así como un fondo de garantía de depositos común.

Las autoridades españolas han formulado sus peticiones en un lenguaje diseñado para mostrar que la debilidad de los bancos va más allá de España y afecta a toda Europa.

Los funcionarios alemanes y la Unión Europea dicen que España puede hacer una solicitud formal de ayuda, pero debe aceptar las condiciones que le exijan a cambio.