España es el único país de Europa que ha incrementado el flujo de turistas hacia Cuba, donde la llegada de visitantes extranjeros creció el año pasado un 3,5%, superando los 2 millones de visitantes, pese a las dificultades financieras que ha tenido que enfrentar el Gobierno de la isla en los últimos años, informó este martes el ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero.