España deberá devolver a Bruselas un total de 40,25 millones de euros de ayudas agrícolas europeas por diversas irregularidades, sobre todo en el sector del aceite de oliva, según informó hoy la Comisión. En concreto, el Ejecutivo comunitario reclama a España 31,7 millones de euros por deficiencias en los controles y la aplicación incorrecta de sanciones en el sector de la producción de aceite de oliva entre los años 2003 y 2006. La Comisión también ha detectado problemas en los controles de las ayudas concedidas por Galicia al aceite de oliva para conservas, y exige por ello la devolución de 660.000 euros.