España colocó hoy con éxito una emisión de bonos del Tesoro por importe de 5.000 millones de euros a un plazo de quince años y un interés de 'mid-swap' más 85 puntos básicos, lo que pone de manifiesto la confianza de los inversores en la capacidad del país de afrontar sus obligaciones de pago. La operación se ha cerrado a un precio de 'midswap' más 85 puntos básicos, lo que supone el rango más bajo del previsto, entre esta referencia y los 90 puntos básicos, gracias a la elevada demanda recibida, cercana a los 13.000 millones de euros.