La minera chilena Escondida mejoró sus beneficios netos un 10,4%, a cerca de 3.900 millones de dólares, en el primer semestre del año, pese a una merma del 4,42% en la producción de cobre, informó hoy la compañía, perteneciente a la australiana BHP Billiton La compañía, principal productora privada de cobre en Chile, obtuvo unas ganancias netas por 3.897,2 millones de dólares en la primera mitad de este año, un 10,4% más que los 3.530,6 millones anotados entre enero y junio de 2007. El aumento se explica fundamentalmente por el buen precio internacional del cobre, ya que la producción de la Escondida en el primer semestre disminuyó un 4,42%, desde las 758.696 toneladas en enero-junio del año pasado a las 725.177 toneladas en igual período de 2008. La menor producción se explica por una disminución en la ley del mineral extraído y en la menor disponibilidad del mismo en la planta de óxidos de la compañía, explicó Escondida. El resultado operacional de la compañía anotó un tanto un aumento del 12,6%, al totalizar 4.935,8 millones de dólares, mientras las ventas se incrementaron un 17,1%, a 6.370,8 millones de dólares.