En las bajadas de esta semana hemos observado datos técnicos que nos permiten dibujar un escenario a medio plazo según probabilidades.

La bajada del EUROSTOXX50 hasta los 2500 puntos ha asomado lecturas en los indicadores técnicos extremas, propias de zonas de suelo a medio plazo. Sin embargo éstas, no debemos descartar, tal y como ocurrió en anteriores señales, una vuelta a los mínimos marcados en 2500, o algo por debajo (base de canal alcista en 2450 puntos). De este modo podremos decir que es más probable un rebote importante desde la zona de mínimos marcados esta semana.

Pero por otro lado tenemos la pérdida de la media móvil que guiaba la normalidad correctiva de las estructuras de septiembre 2012 y febrero 2013. Siendo la pata bajista que hemos desarrollado diferente a las anteriores, sería más probable se produzcan réplicas bajistas relevantes tras esos rebotes iniciales



Sin embargo, y dado que estos indicadores comentados al principio se encuentran en cotas que sugieren zona de suelo a medio plazo, sería más probable que esas réplicas bajistas fueran nuevamente oportunidades de compra. Esta teoría vendría perfectamente avalada por el crecimiento del PIB en la zona Euro. Sabemos que los mercados se correlacionan en el medio plazo con las previsiones de crecimiento del PIB. Prueba de ello el gráfico inferior del crecimiento trimestral del PIB en España (fijarse en los puntos de inflexión de las barras, no de la línea):




CONCLUSIONES:
• El EUROSTOXX 50 puede marcar en la zona 2500-2450 un importante área de suelo a medio plazo.
• A pesar de que esperamos una estructura alcista relevante desde estos niveles, con sus correcciones, pensamos que más probable, tras ésta, nuevas réplicas bajistas relevantes.
• Tras las réplicas bajistas, esperamos que la tendencia alcista siga su camino por encima de los máximos marcados durante este año.