La química catalana Ercros recortó sus pérdidas considerablemente en 2009 hasta situarlas en los 49,5 millones de euros, frente a los 203 millones que perdió en el ejercicio anterior. La empresa achacó estos resultados negativos a la disminución de las ventas por la crisis, ya que hubo un descenso generalizado en todas las divisiones y la facturación total se redujo un 31,7% hasta situarse en los 569,81 millones de euros.