E.ON y GDF Suez cerraron hoy un acuerdo de intercambio de activos en Europa que afectará a 1.700 megavatios (MW) de generación y que ayudará al grupo alemán a despejar las reticencias de la Comisión Europea a su exceso de capacidad en su país de origen. En un comunicado conjunto, las empresas explican que Electrabel, filial de GDF Suez, comprará a E.ON 860 MW de centrales convencionales y alrededor de 132 MW de capacidad hidroeléctrica. Además, adquirirá 700 MW en forma de derechos sobre centrales nucleares en Alemania.