E.ON venderá su negocio de electricidad y gas en Estados Unidos a PPL Corporation, con sede en Allentown (Pennsylvania), por 7.600 millones de dólares (5.750 millones de euros), anunció en un comunicado. Ambas compañías han suscrito contratos y pactado este precio de compraventa, al que E.ON considera "una cifra muy atractiva". Con esta venta, la compañía alemana sobrepasa su objetivo de obtener al menos 10.000 millones de euros con la desinversión de activos para el final de 2010.