La compañía alemana de suministro energético E.on sube un 6 por ciento, hasta los 124,36 euros. Sus títulos se ven impulsados tras dar a conocer un programa de recompra de acciones por valor de 7.000 millones de euros y anunciar que invertirá 60.000 millones de euros hasta 2010.
Con el programa de recompra de acciones, E.on cede a la presión del mercado de capital de corregir su insana estructura de capital y colocar una parte de su fuerza financiera para la asistencia a su cotización. Debido a la venta de algunas participaciones y el fracaso de algunos intentos de adquisición, como el de la española Endesa, E.on tiene unas deudas que pagar menores que sus activos financieros.