E.ON tiene intención de retirar sus títulos emitidos en Estados Unidos de la Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange NYSE) y terminar con su obligación de informar a la Securities and Exchange Commission (SEC). La empresa alemana tomó esta decisión en la reunión de su consejo de administración celebrada ayer y espera que la medida sea efectiva antes del 7 de septiembre.