La compañía alemana de suministro energético E.on está dispuesta a ofrecer sus redes de transporte (alta tensión) en Alemania a un gestor que no produzca o suministre electricidad, como exige la Comisión Europea (CE). Según informa E.on en un comunicado antes de dar a conocer los resultados del primer trimestre, a finales de este mes presentará una respuesta de compromiso ante la CE. Además, E.on va a desprenderse del 20% de su capacidad de producción de energía en Alemania, que representa 4.800 megavatios. El consejo de vigilancia de E.on aprobó la pasada noche el contenido de esta respuesta.