La eléctrica alemana E.On todavía tiene como objetivo expandirse en España tras su intento fallido de comprar Endesa, según ha declarado el miembro del consejo Lutz Feldmann. Aunque considera que "todavía no estamos satisfechos con nuestra posición en España", la compañía actualmente "no está preparada para hacer una gran oferta de compra". Siete meses después de que Enel y Acciona echaran por tierra su oferta de 41.000 millones de euros sobre la eléctrica española.