La compañía alemana descartó emprender algún tipo de acción legal por este motivo contra Acciona, aunque se mostró desconcertada ante este nuevo ataque de la constructora, que ya cuenta con una participación directa del 19,6% en Endesa. La entrada en liza podría entorpecer la OPA formulada por E.ON, que condiciona su éxito a la aceptación de su oferta por parte de un 50,01% del capital y a la modificación de los estatutos. A través de una nota emitida la noche del viernes, Acciona explicó, además, que su desacuerdo con el grupo alemán se basa, además, en la "desconfianza en sus prácticas de gobierno empresarial y responsabilidad social corporativa", habida cuenta de las "presuntas actuaciones" publicadas por la prensa nacional e internacional, y "las investigaciones, expedientes y causas judiciales" que tiene abiertas con las autoridades españolas, alemanas, comunitarias y estadounidenses.