El gigante energético ENI ha firmado hoy un acuerdo con ConoccoPhillips Central y Eastern Europe Holdings para la adquisición de una cuota del 16,11% de la refinería checa Czech Refining Company (CRC), una de las más importantes en la región, según un comunicado difundido hoy por la sociedad italiana.
CRC fue creada en 1996 como una alianza estratégica entre Unipeltrol, que posee el 51%; Shell, que cuenta con el 16,33%; ConoccoPhillips, que tiene el 16,33%; y ENI, que es dueña de otro 16,33%. Tras la operación anunciada hoy, ENI pasará a tener el 32,4%. CRC cuenta con dos refinerías, una en Kralupy y otra en Litvinov, con una capacidad entre las dos para tratar ocho millones de toneladas de crudo al año. Según un comunicado difundido por ENI, con esta operación la compañía da un nuevo paso en "la mejora de su propia posición" en el mercado europeo