La francesa Total y la italiana Enel, accionista mayoritario de la española Endesa, se han adjudicado, a través de una "joint venture", una licencia de exploración energética en el mar Mediterráneo frente el delta del río Nilo, según la italiana. La licencia, obtenida mediante una "joint venture" de la que Enel tiene el 10 por ciento y Total el 90, implica la exploración energética en una superficie de 2.516 kilómetros cuadrados, situada a 70 kilómetros de la costa en aguas de profundidad comprendida entre los 100 y los 1.600 metros.