La retirada de la oferta de E.ON da vía libre a Acciona y Enel para formular su oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre el 100% de Acciona, a un precio mínimo de 41 euros por título sin necesidad de tener que esperar el plazo de seis meses a que les conminó la CNMV, informaron fuentes conocedoras de la operación.
El precio de "al menos" 41 euros por títulos que Acciona y Enel se han comprometido a ofrecer en su OPA arroja una prima de un mínimo del 1,38% respecto al cierre de Endesa hoy en bolsa (40,44 euros), y supone valorar el 100% de Endesa en 43.378 millones de euros. El grupo de la familia Entrecanales y la eléctrica italiana, los dos máximos accionistas de Endesa con un 46% de su capital social, firmaron hace una semana un acuerdo para la cogestión futura de Endesa que pasaba por la formulación de una OPA sobre el 100% de la eléctrica. No obstate, tras conocer este acuerdo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) dictó una resolución en la que permitía a E.ON subir el precio por última vez, circunstancia que aprovechó para pasar de ofrecer 38,75 a 40 euros por acción. Sin embargo, el grupo alemán, a la vista del escaso grado de aceptación cosechado por su OPA, ha decidido desistir de su OPA en el marco de un acuerdo con Enel y Acciona para adquirirles activos de la primera eléctrica española resultantes de la operación. De hecho, Acciona y Enel tenían previsto presentar a la CNMV el folleto de su OPA conjunta sobre Endesa en la semana de entre el 16 y el 20 de abril y confiaban en que el organismo supervisor la autorice antes de los seis meses inicialmente establecidos, según indicaron a Europa Press en fuentes de los socios. Su objetivo era invertir los seis meses en los que la CNMV impedía la autorización de su oferta en la tramitación del folleto en el seno del organismo que preside Manuel Conthe y en conseguir todos los pertinentes permisos para su operación. En este sentido, las mismas fuentes informaron de los dos socios ya han notificado la operación a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y la Comisión Europea, organismos con quienes han tenido "unos primeros contactos" con el fin de "sus expedientes sigan su curso en paralelo a los del folleto".