La eléctrica italiana ha elevado su beneficio un 6,5% hasta los 1.000 millones de euros en el primer trimestre. La compra de la española Endesa ha permitido a Enel aumentar su número de clientes y de centrales eléctricas en cuatro continentes. En el mismo periodo del año anterior, su beneficio alcanzó los 943 millones de euros. Este resultado está ligeramente por encima de las estimaciones iniciales que cifraban una ganancia de 978 millones.