Enel y el centro de investigación IFP han suscrito un memorando de entendimiento para investigar posibles sistemas de captura de CO2 en una planta térmica piloto del grupo italiano en Brindisi (Sureste de Italia). Como parte de esta actividad, IFP ha desarrollado una tecnología de depuración de las emanaciones tóxicas de primera generación que utiliza disolventes químicos. Los resultados obtenidos por la unidad piloto, indica Enel, ya han mostrado su viabilidad, fiabilidad y eficiencia. Enel dice haber adoptado la decisión estratégica de participar directamente en el desarrollo de sistemas de captura y almacenamiento de CO2 para permitir la generación de electricidad a partir del carbón y, a la vez, reducir las emisiones.