Enel ha respondido a la petición de la Comisión Nacional del Mercadop de Valores (CNMV) y ha declarado su participación en el accionariado de Endesa como indirecta, y no como directa como ocurría hasta ahora, con lo que resuelve la confusión generada en torno a la presencia del grupo italiano en la eléctrica presidida por Manuel Pizarro.
Enel cuenta con un 24,97% en Endesa, del que 9,993% está custodiado por Bank of New York y el resto aparece comprometido a través de 'share swaps' con Mediobanca y UBS. La entidad estadounidense declara de forma directa un 10,226% del capital, del que el 9,993% corresponde a Enel y el resto a otros clientes. Bank of New York actúa a su vez en nombre de Banca Monte dei Paschi. La CNMV pidió tanto a Enel como a Mediobanca que regularizaran su participación, puesto que, tal y como figura en los registros de la CNMV, conducía a pensar que el grupo italiano había comprado más del 24,9%. Por el momento, la sociedad italiana no ha corregido su registro. El 5,005% que Mediobanca declara como participación directa debería aparecer como participación indirecta, puesto que es Citibank quien posee directamente esta porción. En concreto, Citibank tiene un 5,233%, ya que, como ocurre con Bank of New York, también tiene acciones de otros clientes. Además de estas participaciones, Enel tiene acordado el ulterior control sobre las acciones que controla UBS, que equivalen al 7,859% de Endesa y que, en este caso, sí están declaradas correctamente. Enel explicó ayer que cuenta con un 24,97% del capital de la eléctrica española. La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ya autorizó a Enel a superar el 10% de la eléctrica española y llegar al 24,99% del capital. Además, Enel y Acciona han notificado la OPA al organismo que preside María Teresa Costa, que tiene que analizarla a la luz de la llamada 'Función 14', que le faculta a examinar operaciones sobre empresas reguladas.