La eléctrica italiana Enel figura entre las candidatas para hacerse con el 49% de la nueva central nuclear que el Gobierno de Bulgaria quiere construir en Belene (norte del país), que tendrá un total de 2.000 megavatios (MW) de potencia instalada. Las empresas que el pasado mes de junio manifestaron su interés para gestionar esta central tienen hasta el próximo 1 de octubre para realizar la 'due diligence' y presentar una oferta inicial. Entre las interesadas figuran la checa CEZ, las alemanas RWE y E.ON y la francesa EDF. Endesa, sobre la que Enel tiene lanzada una OPA junto a Acciona, también mostró su interés, pero fue admitida al proceso en un segundo grupo, que engloba a las compañías que prefieren adquirir directamente o a través de un consorcio una cuota igual o menor al 25% del capital de la nueva central.