La italiana Enel ha alcanzado el 37,15% de la compañía rusa de electricidad OGK-5, lo que le obliga a lanzar una opa sobre la totalidad de la sociedad. La eléctrica italiana, a través de su controlada Enel Investment Holding, ha adquirido de Credit Suisse el 7,15% del capital de OGK-5. Enel supera así el 29,9% que ya controlaba, lo que le obliga según las normativas rusas a lanzar la opa sobre la eléctrica rusa. La operación está valorada en unos 10.769 millones de rublos (304 millones de euros) y el precio de cada título no podrá ser inferior a los 4,4 rublos por acción (0,12 euros).