El consejo de administración de Endesa no ha adoptado aún una decisión acerca del reparto de un dividendo extraordiario entre sus accionistas con los ingresos de la venta de activos a E.ON, indicaron los directivos de la eléctrica en una conferencia con analistas. Endesa informó hoy de que la desinversión le ha generado unas plusvalías brutas de 4.552 millones. Si se repartiese esta cantidad entre los accionistas, tal y como recoge el acuerdo de marzo de 2007 para el control de la eléctrica, Enel ingresaría casi 3.050 millones por su 67%, mientras que Acciona se llevaría 1.138 millones por su 25%.
El valor total de los activos vendidos al grupo alemán es de 11.500 millones, de los que 7.126 millones corresponden a Endesa Europa y 769 millones a los activos españoles. El negocio europeo procuró a Endesa un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 864 millones en 2007, frente a los 84 millones de los activos españoles vendidos. Los directivos indicaron además que el proceso de creación de la sociedad de renovables entre Endesa y Acciona quedará cerrado en el último trimestre del año, y que el plan estratégico de Endesa no ha sido aprobado aún por el consejo porque antes deben aclararse aspectos relacionados con la creación de la nueva 'joint venture' y con la venta de activos a E.ON. "El hecho de que no haya sido presentado ante el consejo no quiere decir que no se esté trabajando en las directrices marcadas", señalaron. Las líneas maestras del plan, adelantadas en marzo, incluyen inversiones por 24.400 millones. Endesa ha acometido inversiones por 1.484 millones en el primer semestre. MÁS SINERGIAS Y MENOS DEUDA El cambio de propietarios y la venta de activos a E.ON ha mejorado las sinergias del grupo y ha reducido su deuda. En el primer semestre se registraron 118 millones en sinergias, lo que equivale al 75% de las previstas para 2008 y lo que "supera claramente los objetivos" para el conjunto del año, señalaron los directivos. En 2012, las sinergias alcanzarán los 734 millones. Por otro lado, la venta de activos ha aliviado en 9.054 millones la deuda de la compañía, que ha pasado de 20.832 millones a finales de 2007 a 12.560 millones al cierre del primer semestre. Descontados derechos de cobro de actividades reguladas, la deuda se reduce a 8.283 millones. La venta de activos de E.ON también dará oxígeno a los socios de Endesa. La compañía presidida por Piero Gnudi ya ha anunciado que dedicará el dinero que ingrese con el dividendo extraordinario a reducir deuda. En concreto, espera que este ingreso y la venta de Viesgo le ayuden a reducir el pasivo en 8.400 millones, hasta 49.000 millones. Por otro lado, Endesa calcula que el sistema eléctrico español está pendiente de pagarle 4.277 millones correspondientes a los diferentes déficit tarifarios de los últimos años. Sólo el 1 de julio, la empresa cobró 574 millones, de los que 550 millones corresponden al desajuste de 2007 y 24 millones al de 2008. La eléctrica calcula además que el decreto que minora de su retribución la internalización de derechos de emisión de CO2 asignados de forma gratuita tiene un impacto económico negativo sobre sus cuentas de 239 millones. Endesa informa de que sus resultados anunciados hoy, en los que se aprecia una mejora del Ebitda del 8% y del beneficio neto del 378%, se produce en un contexto de aumento de la demanda del 2,3% y de subidas del precio de generación en el mercado mayorista de la electricidad del 56%.