Entre enero y junio, el beneficio neto de Endesa se elevó un 84% a 1.756 millones cuando los analistas esperaban un repunte cercano al 60% con una previsión de consenso de 1.500 millones.
La eléctrica anunciaba hoy que su nueva previsión para este ejercicio es de 2.900 millones frente a los 2.400 millones incluidos en una estimación anterior. Endesa elevó su previsión para el resultado bruto de explotación (EBITDA) de 2006 de 6.725 millones de euros a 6.930 millones tras anunciar un crecimiento del 33% en el primer semestre a 3.762 millones, un resultado que supera la horquilla de previsiones de los analistas.